31.10.07

El maravilloso mundo de Arnold


Tabaré se reunió con Schwarzenegger. Más allá de la imagen, los resultados del encuentro son muy relativos. Pero la foto del presi con Terminator estará pronto en los puestos de 18 de julio. Porque el tipo no se ensucia con los problemas y conflictos de gobierno, y más allá de las encuestas, sigue teniendo ese carisma que lo hace querible por Doña Tota y Don Agapito. Pero lo mejor de la foto no es la casaulidad de que Tabaré y Astori salgan así de ridículos, con los ojos cerrados. Lo mejor está en la increible colección de fetiches autoreferenciales en los estantes de Arnold. Se aconseja clickear para agrandar la imagen. El estudio de Estadio Uno, de Sanchez Padilla, un poroto...

2 comentarios:

Marcelo dijo...

actualizaste, pelotudo, por fin...

¿supiste que la bestia llevó al oncólogo mayor del uruguay a la tiendita de los angeles donde compra habanos? gran quilombo. ganas de pegarle no le faltaron, pero bueno, la pensó.

dicen que, en represalia, el vice de gonzalo fernández va a llevar al fisicoculturista mayor de austria a la fundación teletón cuando venga de visita por mvd.

larga vida al coatí. i'll be back

lotegui dijo...

cómo es que recién veo esto? vivo adentro de un termo...
qué foto Teté, qué foto